Volver

Las ventajas de un buen aislamiento térmico y acústico.

19-06-2018

12

Las ventajas de un buen aislamiento térmico y acústico.
Construcción


Un buen aislamiento pueden suponer ahorros energéticos de hasta un 30%.  Aislar el techo puede llegar a reducir en un 35% el gasto en calefacción. Los techos y suelos flotantes pueden llegar a atenuar el 90% de los ruidos.

Aislar nuestra vivienda es fundamental para que resulte confortable y cálida. Ese aislamiento se refiere básicamente a dos factores: ruido y temperatura (frío-calor).

Algunos tipos de aislamientos solucionan ambos problemas. Una casa mal aislada necesita más producción de calor-frio para mantener su temperatura, aumentando su consumo energético. En nuestra vivienda, pequeñas mejoras en el aislamiento pueden conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30%.

Aislarse de los ruidos.

Contra el ruido, una solución bastante habitual son los techos y suelos flotantes. Se coloca un falso suelo o falso techo sobre el original, colocando en el interior un material aislante. Esta solución es muy eficaz, sobre todo en el caso de los suelos flotantes ya que es capaz de atenuar el 90% de los ruidos. Uno de los materiales más utilizados es la lana de roca, un material fabricado a partir de rocas volcánicas. Es un material incombustible que, además de aislar del ruido, es un buen aislante térmico por lo que también nos ayudará a ahorrar energía.

Ventanas

Un punto especialmente vulnerable de las casas son las ventanas, ya que son un puente de paso para el ruido exterior. Elegir un vidrio del grosor adecuado o laminado y sobretodo un perfil que garantice el aislamiento acústico es imprescindible. Los sistemas de doble cristal o doble ventana reducen prácticamente a la mitad la pérdida de calor con respecto al acristalamiento sencillo. Las mejores carpinterías para el marco son las denominadas de rotura de puente térmico, que contienen material aislante entre la parte interna y externa del marco.

Persianas

Procura que los cajetines de las persianas no tengan rendijas y estén convenientemente aislados. Utiliza láminas adhesivas de algún material plástico transparente para pegarlas a marcos y acristalamientos. Actualmente ya se fabrican cajas de persianas totalmente aisladas y solucionan el problema de las pérdidas de temperatura desde el interior, infiltraciones desde el exterior y los puentes acústicos.

Puertas

Conviene utilizar burletes para mejorar el cierre de las puertas.

Juntas

Usa aislantes detrás de los zócalos, donde la pared y el suelo se juntan, así como en las coyunturas de los marcos de las puertas y paredes. Tapando rendijas y disminuyendo las infiltraciones de aire de puertas y ventanas, se ahorra entre un 5% y un 10% de energía.

Paredes

La instalación de una capa de tres centímetros de corcho, fibra de vidrio o poliuretano tiene la misma capacidad aislante que un muro de piedra de un metro de espesor. Sin embargo, los ladrillos huecos siguen siendo para muchos profesionales el mejor aislante.

Techos

Suponen la superficie por la que más calor se pierde en una vivienda, hasta el punto de que su aislamiento puede llegar a reducir en un 35% los gastos en calefacción. Se puede aislar con láminas de fibra mineral, como lana de piedra o fibra de vidrio. También pueden cubrirse con pinturas especiales, que desvían el calor hacia otro punto.

Suelos

También existen aislantes de fibras minerales para estas superficies. Las alfombras permiten reducir la pérdida de calor por el suelo, aunque la instalación de la calefacción vaya por ahí.


 


Compártelo



Suscíbete a nuestra Newsletter

Siempre estarás informado de todo lo que ocurre en Careco
(Noticias, Novedades, Consejos, Promociones, etc...)

Certificaciones y premios